UTOPÍA Z: PRESENTE ( entrada nº 8 )




-           Su locura no tiene límites, ¡ nadie está a salvo !, los recursos del planeta han llegado a niveles insospechados. – Me recline sobre mi butaca. - La demanda por el agua o por la comida se desbordan, los precios suben, el paro se incrementa, las clases medias desaparecen, el derecho de libertad de expresión se castiga e incluso la sanidad se recorta. El déficit de algunos países provoca el declive, la quiebra de la sociedad, siendo una espiral sin tregua que atrapa a todos los que están cerca de ella. Ya, ni los alimentos transgénicos, ni la depuración de agua del mar son viables para la optimización del ser humano, creando el peor paradigma de nuestra salvación. – Mi joven acólito estaba llamando mi atención - El bioterrorismo será la evidencia física de lo que nos deparara este ocaso apocalíptico. Sera el genocidio de la mentira, el exterminio de lo cifrado, donde la población caerá sucumbida por las falsedades de esta prole inmunda. Un virus de influencia genética creara alteraciones en nuestro ADN, causándonos la muerte, el horror, la desolación, el miedo de no tener un mañana. En pocas palabras, una pandemia global creada por este “ sindicato del crimen “ siendo su más ansiado pináculo de reducción de población.

      Cuando Yota hacía referencia al “ sindicato del crimen “, entraba en el saco todos aquellos acusados, que según él, era una corporativa internacional desarrollada a la producción de armas biológicas. Barack Obama, Presidente los Estados Unidos; David Nabarro, Coordinador para la Influenza de la ONU; Margaret Chan, Director General de la OMS; Kathleen Sibelius, Secretaria del Departamento de Salud y de Servicios Humanos; Janet Napolitano, Secretaria del Departamento de Seguridad Interior; David de Rotschild, banquero, David Rockefeller, banquero; George Soros, banquero; Werner Faymann, canciller de Austria; Alois Stoger, Ministro de Salud de Austria….; entre otros de una larga lista.

-        La fumigación ya es un hecho, ¡ es terrible, lo sé !. Los jinetes del apocalipsis vuelan bajo percibiéndose en el ambiente, el entorno se enrace, la información se convierte en desinformación, las polémicas en caos, la incoherencia en orden y lo honrado se vuelve podrido, ¡ este es el dogma del nuevo evangelio !. – mi colega estaba haciendo demagogia - Miras al cielo y allí están, uno tras otro como laberinto sin fin, caminos que se cruzan, se juntan, van en paralelo, encima, abajo. Sí, son los “ Chetraills “,corrosivas nubes creadas por aspersores del infierno. -  aquel extraño vocablo era el acrónimo de dos palabras inglesas que significaba “estela química “. - Cientos de aviones nos fumigan, militares, comerciales, pequeñas avionetas nos bombardea diariamente con estos rastros blanquecinos, con esos vapores nocivos que tiende a quedarse persistentemente por horas en el cielo para que hagan el efecto deseado, siendo imposible su disolución y formando esas rara nubes no naturales. -  suspiro un poco - Ninguna aeronave tiende a desprender surcos de vapor de agua en el cielo por largos periodos de tiempo, son absurdos cúmulos de condensación que va esparciéndose como una masa uniforme por toda esa altura.

Los ojos de mi socio se movían de un lado a otro, ebrio de histerismo, originando que su pupila no llegara a fijarse demasiado en un punto y esta a su vez, provocara que se perdieran en ese mar oscuridad que reinaba en sus dominios. La paranoia de lo que había encontrado, de lo que había investigado, se había injertado tan dentro de su ser que excitaba de tal manera sus manos, que estas se enarbolaran en el aire creando objetos inexistentes, mientras iba al son de un salmo novelesco. Toda aquella pesquisa fue narrada letra por letra, es indiscutible que estaba algo alterado, pero aun así seguía siendo tan locuaz como de costumbre, con ese carisma que desprendía ante esas voces letradas, desplegando las partes más importante del relato.  

-          Todo factor tiene un porque, un principio y un hecho - continuo con la versión – el pretexto del “ sindicato del crimen “ se remonta mucho antes, en pleno boom de los años 90, ¡ lo recuerdas bien, Ayrton !. – asentí obedientemente, apenas nos habíamos conocido y faltaban solo un par de años para el efecto 2000 – Fue un fenómeno que iba en aumento, donde los casos más absurdos se redicionaban  a ese elemento nuevo llamado internet. Muchos colgaban sus teorías, imágenes, dando la voz de alarma esas miles de personas que habitaban el caro ciberespacio. A partir de ahí, todo fue copiar y pegar en cientos de dominios de web, clasificando documentos que salían a la luz sobre armas experimentales como, el Space Preservation Fact del 2001, presentado por Dennis Kucinich ante la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, en el que aparecía el listado de prohibición de varias armas, en las que se mencionaba los “ chemtrails “. Al igual que se databa de otros expedientes militares, en el que se justificaban el interés acérrimo por estas estelas y el control del clima.


      Lo reconozco, Yota y yo ya lo habíamos investigado en su tiempo, existían varios estudios sobre el oscurecimiento global y las causas que lo provocaban, generando efectos mitigadores en el calentamiento terrestre manifestándose con altos y bajos en la temperatura. Esto inducia a nuevas enfermedades en el organismo y acrecentaba el número de casos de cáncer. Los seguidores de esta teoría señalaban que se habían detectado bario, aluminio y estroncio en muestras de suelo tras aparecer los “ chemtrails “, así como bacterias gelatinosas.  

Comentarios

Entradas populares de este blog

UTOPÍA Z: PRESENTE ( entrada nº 7 )

UTOPÍA Z: PRESENTE ( entrada nº 6 )