UTOPÍA Z: PRESENTE ( entrada nº 11 )



-          La salida a la libertad es una mera quimera, ¡  lo sé muy bien Ayrton ! pues la mecha de la hecatombe ya está encendida y no se puede detener. Su sed de poder  no tiene fin, y aunque ellos conocen que su yugo a los pobladores menguara, el plan ya está predestinado, es un proyecto llevado durante años, un objetivo, ¡ es el último programa de reinicio a la humanidad !. Estate atento, pues la batalla está cerca y oprimirá, las consecuencias serán trágicas llevándonos al penúltimo escalón del infierno. Empezaran con una propagación, una nueva forma de virus agresivo y alterado de la rabia, una logia trasmisora, unos apologistas expansionistas, el ideal de un dios... Tengo el informe oficial de su último movimiento. – era el momento de que mis ojos se abrieron aun más – Hace 85 años, hubo un caso de un detective privado de Nueva York que se vio implicado en un complot sobre la hegemonía egoísta de los ricos ante la pobreza de los inferiores, todo fue orquestado por un beneficio exclusivo de un virus y un sistema para sacar dinero gracias a las farmacéuticas, siguiendo los pasos con un derrocamiento a las nuevas leyes impuestas por la nación y un nuevo orden. Varios altos cargos estuvieron implicados por traición, ocultación, asesinato y engaños, sentenciados y encarcelados con altas condenas y llevadas incluso a la pena de muerte. Pero como es de esperar, no todo el mundo fue imputado y hubo gente que se salvo, lavando su imagen, su nombre, sus empresas, para volver a empezar con una nueva agrupación, Club Bilderberg. – no me sorprendió nada, los tres días que se mantenían encerrados sin dejar que nadie entrara en sus dominios, era realmente extraño -  se disponen a utilizar las piezas de ajedrez que tiene en su tablero, nanotecnología, recursos tecnológicos e introducírnoslo dentro de nuestro organismo para tenernos controlados como ovejas guiadas ante un pastor… Todo empezara en Yemen…

      Un fogonazo y la luz se cortó. Mi casa, mi barrio, mi distrito, todo había quedado a oscuras. Las sirenas de los coches de policía se oían a lo lejos, seguidos de fuertes tumultos con varias detonaciones. Mi ordenador había quedado negro, ese oscuro punto en el centro que te invitaba a caer,  todo lo relacionado con Yota se había volatilizado con ese fogonazo, con ese chispazo brusco, desapareciendo la información y el obtenerla. Quede unos minutos sentando frente a la pantalla, aun notaba la sequedad en mi garganta, - ¿ asimilarlo ? - me decía. Yota había conseguido borrarme esa cara de estúpido, esa mueca de superioridad que siempre ponía ante los demás, mi mundo había cambiado por completo y solo me interesaba aquellas pruebas.

      En un arrebato de fuerza mi raciocinio volvió en sí, levantándome de la butaca y yendo rápidamente hacia mi móvil. - ¡¡ Vamos, vamos !! - me animaba. Los números se visualizaron en la pantalla táctil, marcando el contacto de " Scout " y oyéndose ese sonido irritante en cada pulso, hasta llegar a la vulgar cacofonía de la llamada. Una, dos, tres… Comunicando. Cinco, seis, siente…Nada. La luz seguía sin venir, los minutos de ardor fueron mermándose por las horas y la pesadez de la nada, en castigo. Si, lo confieso, me quede despierto durante toda noche, sin respuestas, sin solución, sin nada con lo que calmar mi intranquilidad. Con los primeros rayos de sol mis parpados hicieron mella, cayendo mansamente hacia el profundo sueño de los excesos. - Una vez más me convencí. No hubo fuerzas, mi mente se perdió, se desplomo y lo peor de eso, es que, sabía que ese día iba llegar tarde a trabajar.


Comentarios

Entradas populares de este blog

UTOPÍA Z: PRESENTE ( entrada nº 8 )

UTOPÍA Z: PRESENTE ( entrada nº 7 )

UTOPÍA Z: PRESENTE ( entrada nº 6 )